Saltar al contenido

Es legal grabar com una Dash cam en tú coche?

Muchos conductores, pensando instalan cámaras de video en la parte delantera o trasera de su vehículo, con el fin de grabar lo que ocurre en la carretera o en lugares públicos.

Pero no lo hacen para espiar a quienes pueden aparecer en las imágenes, sino más bien como medida de seguridad y protección.

En ciertos países como Rusia, su uso está legalizado, pero en otros, como España, muchas personas tienen dudas acerca de su legalidad y si usar una les traerá problemas legales.

En lo referente a la grabación de personas y manejo de estos datos, la práctica se considera bajo dos normativas. Por un lado, la Ley Orgánica de Protección de Datos y, por otro, las normas de la Dirección General de Tráfico.

De acuerdo con la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), capturar la imagen de una persona en cualquier dispositivo, se considera como captar un dato personal; por lo cual ese dato está sujeto a la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y sus modificaciones posteriores.

Pero, al ser un dispositivo que llevas dentro del auto y lo operas para comenzar a conducir la mayor parte del tiempo; también debes tener en cuenta lo que dice la normativa de la Dirección General de Tráfico (DGT).

¿Qué dice la Dirección General de Tráfico sobre las Dash Cam para tu coche?

De acuerdo con esta autoridad, puedes usar una cámara de coche para grabar lo que ocurre fuera de éste, siempre que cumplas con dos requisitos.

  1. Que la Dash Cam no interfiera con tu campo visual mientras conduces, y
  2. Que no manipules este dispositivo mientras el vehículo esté en marcha.

Cómo ves, no es porque uses un dispositivo de vigilancia, sino porque incumplas las reglas de conducción, pudiendo así causar un accidente; lo que acarrea sanciones no solamente económicas, sino también la inmovilización del vehículo y hasta penas legales.

La pregunta que sigue (y con justa razón) es ¿Qué pasa con otros tipos de cámaras de acción que vemos en muchos aspectos de la vida diaria?

Muchas personas graban sus videos desde sus dispositivos móviles mientras dan un paseo por la ciudad, y algunos deportistas usan dispositivos como GoPro para grabar sus hazañas.

Si lo piensas bien, momentos de diversión que no se pueden dejar pasar por alto, no tienen otro fin que ese. 

Para considerar cuando es delito capturar los datos de una persona, la AEPD considera que, al compartir emocionantes paseos con sus amigos o videos en sus vlogs sin propósitos probatorios, esta actividad se considera puramente personal o de uso doméstico, por lo cual el Reglamento de Protección de Datos no se aplicará.

Sin embargo, si las imágenes capturadas a través de estas cámaras se utilizan con fines probatorios (por ejemplo, en el caso de un accidente de tráfico), compartir estas imágenes estará sujeto a los requisitos de la Ley Orgánica de Protección de Datos.

¿Qué dice la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales sobre las Dash Cam que se instalan en los coches?

Al grabar a las personas, estás incursionando en un terreno que tiene que ver con su derecho a la privacidad.

La Ley Orgánica de Protección de Datos Personales aquí en España, así como otras leyes similares en otros países, le otorgan el derecho a las personas de reclamar su derecho a la privacidad cuando es vulnerado por la divulgación de sus datos personales o imágenes de su propia persona, sin su consentimiento.

Lo mismo aplica para la grabación en un coche. Las imágenes, fotos y el sonido de un video de alta definición de una cámara de coche o de tablero cuyo fin es su uso particular; no están sujetas a la normativa de la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales.

Al grabar con un uso particular, cerca el 100% de las personas que compran una Dash Cam sólo lo hacen para ver qué sucede cuando sales en tu coche y así tener la tranquilidad de que estás seguro.

Claro que esto incluye otro aspecto muy importante. El hecho de almacenar imágenes, video y/o sonido para guardarlo cuando se presente un incidente o un accidente.

Esta ley permite a los conductores grabar todo lo que ocurre en la carretera, el estacionamiento o la calle, siempre que mantengan estas imágenes y demás material en diferente formato, bajo su poder.

Pero, cuando una Dash Cam se usa como cámara de vigilancia en un auto, el conductor está entrando en un vacío legal, precisamente porque se considera que la vigilancia es el acto de recopilar los datos de las personas para uso público.

Es aquí donde se presenta una disyuntiva interesante. Si tienes un accidente de tránsito, el video (las fotos y el sonido) que la grabación de la cámara recoja, podrá servir como evidencia de inocencia en caso de ir a juicio legal, o no; ya que todo dependerá de la consideración del juez.

En el primer caso, deberás decir que cuentas con una grabación de uso particular para salir bien librado y apoyar tu inocencia; mientras que, si esas imágenes y demás material en diferentes formatos es considerado obtenido a partir de una cámara de seguridad, estarás en graves problemas si no notificas a los demás de que los estás grabando y que pueden ejercer su derecho a la privacidad de acuerdo con la LOPDP en un lugar concreto.

Si quieres (o debes) usar esas imágenes, tendrás que borrar las caras de las personas y las matrículas de los autos que aparezcan en el video o las imágenes.

Para concluir, el uso de una Dash Cam o una cámara para coche no es ilegal, si los objetivos son tu seguridad, presunción de inocencia y hasta diversión, mientras vas al volante.

Esperamos haberte aclarado sobre la legalidad de usar una Dash Cam para tu coche y por qué no tienes nada por qué preocuparte.